Pizza napolitana Todos la comen y todos la quieren

Perfumada, blanda y al mismo tiempo crocante, con su cornijón, es la pizza napolitana.

Celebrada y a veces discutida, en algunos casos objeto de reelaboraciones famosas, la pizza napolitana ha sido proclamada con razón patrimonio cultural por la UNESCO, se debe proteger, exhibir y compartir.

La pizza napolitana ostenta orígenes muy antiguos, nace en el s. XVII, pero como la conocemos hoy en día  «tomate y mozzarella» es de mediados del s. XIX.

Fieles a los orígenes, la verdadera pizza napolitana prevé la cocción en   horno a leña a altísimas temperaturas. La pizza apenas enhornada encuentra el choque térmico. En efecto, la cocción de la pizza napolitana se realiza aproximadamente en un minuto y siendo tan simple representa a Italia en todo el mundo.

Para hacerla bien es necesario escoger cuidadosamente cada uno de los ingredientes para llegar al resultado final, comenzando precisamente por el horno.

Los hornos profesionales a leña de Ambrogi srl tienen todas las características para alcanzar la justa temperatura y mantenerla constante para los continuos enhornados de pizzas.

La receta original de la pizza napolitana prevé un amasijo blando y muy hidratado que para su cocción encuentra el mejor ambiente en los planos de barro refractario que permiten la cocción suave y adecuada. Además, el plano de barro refractario absorbe la humedad del amasijo permitiendo la buena cocción.

La cúpula debe tener un buen equilibrio. La altura de la bóveda no debe ser excesivamente alta pero tampoco muy baja. Los hornos profesionales Ambrogi han encontrado este justo equilibrio gracias a las características únicas y distintas de lo que siempre vemos. Peculiaridad, fruto de pruebas, estudios y larga experiencia.

Ambrogi srl es la empresa italiana con producción total en Milán, ostenta 80 años de experiencia en los que ha sido siempre un punto de referencia de los maestros pizzeros.